Prevención y control de infecciones en la práctica dental

Adopted by the FDI General Assembly September, 2009 in Singapore, Singapore
Revised September, 2019 in San Francisco, United States
Download PDF

Contexto

A pesar de que los principios de prevención y control de infecciones no han sufrido cambios, la aparición de nuevas tecnologías, materiales, equipos y datos actualizados exige la evaluación continua de las prácticas actuales para el control de infecciones1 así como educación continua para el equipo de profesionales de la salud bucodental.


Alcance

La presente declaración de política proporciona los principios básicos para la prevención y el control de infecciones. Se puede obtener información detallada al respecto en la sección de referencias bibliográficas o en la legislación pertinente.


Definiciones

Programa de prevención y control de infecciones (PCI): Enfoque científico y solución práctica diseñados para evitar daños provocados por una infección en pacientes y profesionales sanitarios.2

Precauciones estándar: Directrices para la prevención de enfermedades transmisibles, incluidas infecciones nosocomiales. Las precauciones estándar combinan las precauciones universales y las precauciones relativas a los líquidos corporales para todos los pacientes, independientemente de su diagnóstico o posible estado infeccioso.3


Principios

Es responsabilidad de los odontólogos establecer un protocolo que evite o limite la propagación de infecciones en la práctica dental para sus pacientes, su personal y ellos mismos. Para ello, se recomienda seguir los procedimientos de control de infecciones recomendados en la práctica laboral.


Política

La FDI respalda las siguientes declaraciones:

  1. Se deben desarrollar recomendaciones, directrices y normativas en consulta con los profesionales de la odontología.
  2. Las recomendaciones, directrices y leyes que afectan a las precauciones estándar exigidas en la práctica dental deben estar basadas en pruebas fehacientes o en las mejores prácticas internacionales, y recibir una compensación financiera adecuada para los costes adicionales que se ocasionen.
  3. Las asociaciones odontológicas locales y regionales deberían educar al público sobre la importancia de realizar un control de infecciones adecuado en el consultorio dental, la eficacia de los procedimientos recomendados y, en consecuencia, la ausencia de riesgos significativos en lo que se refiere a contraer enfermedades transmisibles por vía sanguínea al recibir atención odontológica.
  4. Los educadores en materia odontológica deben incluir en el currículo y durante las actividades clínicas las recomendaciones actuales sobre prevención y control de infecciones en el ámbito sanitario. Esto debería incluir la notificación de episodios críticos y un sistema de aprendizaje no punitivo.

Medidas generales

Los miembros del equipo de salud bucodental tienen la obligación de mantener actualizados sus conocimientos y habilidades con relación al diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades infecciosas que se pueden contagiar en el entorno clínico, ceñirse a las precauciones estándar y, donde sea necesario, a las precauciones basadas en la transmisión, tal como establecen las autoridades pertinentes, así como tomar las medidas adecuadas para proteger a sus pacientes y a sí mismos de infecciones.

Estas medidas incluyen:

  • adoptar los principios de asepsia y desinfección de todas las superficies expuestas en el entorno de trabajo;
  • seguir los protocolos aceptados o recomendados por las autoridades pertinentes para descontaminar, desinfectar, esterilizar y volver a procesar instrumentos reutilizables y eliminar residuos clínicos4;
  • cerciorarse de que los instrumentos estériles estén protegidos de la recontaminación mediante un embalaje adecuado;
  • utilizar instrumentos desechables si no es posible proceder a su esterilización5;
  • prestar atención especial al manipular objetos punzocortantes, retirarlos del área de trabajo después de su uso y desecharlos en un contenedor resistente a las perforaciones claramente etiquetado;
  • adoptar los principios de la desinfección para los dispositivos, prótesis, moldes, instrumentos y demás elementos transportados desde y hacia el laboratorio dental;
  • manipular las muestras de biopsia con cuidado y colocarlas en contenedores herméticos, según las directrices recomendadas.

Profesionales sanitarios

La FDI insta a los profesionales de la salud bucodental a:

  • llevar protección física (barbijo o mascarilla quirúrgica, guantes, gafas e indumentaria de protección) según requiera la atención que se proporcione;
  • haber recibido las vacunas adecuadas contra enfermedades infecciosas según las directrices actuales emitidas por las autoridades pertinentes;
  • iniciar inmediatamente una profilaxis adecuada tras la exposición para la exposición laboral de agentes patógenos transmisibles por vía sanguínea, incluidos el virus de la hepatitis B, el virus de la hepatitis C o el VIH6;
  • mantenerse alerta con respecto a la presencia de signos y síntomas que indiquen la posibilidad de que haya enfermedades transmisibles por vía sanguínea y otras enfermedades contagiosas, y llevar a cabo las pruebas diagnósticas necesarias cuando haya sospechas de una posible infección – la FDI se opone a cualquier legislación que exija obligatoriamente a los profesionales de la salud bucodental a someterse a pruebas de detección para determinar la presencia o la ausencia de agentes patógenos sanguíneos;
  • seguir las indicaciones médicas y las normativas pertinentes relativas a la continuación de la práctica clínica si se diagnostica una infección.

Medidas para el paciente

La FDI considera que todos los pacientes con infecciones transmisibles deben dar a conocer su estado como parte de sus antecedentes médicos. No es ético negar atención bucodental a los pacientes solo por ser portadores de infecciones transmisibles por vía sanguínea.

La FDI insta a todos los profesionales de la salud bucodental a:

  • mantenerse alerta con respecto a la presencia en sus pacientes de signos y síntomas relacionados con enfermedades transmisibles por vía sanguínea y otras enfermedades contagiosas;
  • recomendar a todos los pacientes con antecedentes médicos relevantes o una enfermedad que apunte que puede haber infección que se sometan a la evaluación y el tratamiento adecuados en un contexto propicio, respetando plenamente la privacidad;
  • contar con un protocolo adecuado, de acuerdo con la legislación en vigor pertinente, para tratar con confidencialidad la información de los pacientes;
  • informar a los pacientes de las políticas de privacidad en todos los ámbitos en los que se proporciona atención dental;
  • compartir información relativa al estado médico del paciente con otros trabajadores sanitarios, según lo autoricen las normativas pertinentes y siempre y cuando se cuente con el consentimiento del paciente.

Esta declaración de política sustituye a la declaración “Infección por el virus de inmunodeficiencia humana y otras infecciones transmisibles por vía sanguínea” (2000) y la declaración “Esterilización y control de infecciones cruzadas en la práctica dental” (2005).


Exención de responsabilidad

La información contenida en esta declaración de política está basada en las pruebas científicas más fidedignas disponibles en el momento de su elaboración. Dicha información puede interpretarse de forma que refleje sensibilidades culturales y limitaciones socioeconómicas actuales.


Referencias bibliográficas

  1. Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), 2019. Available at: http://www.cdc.gov/OralHealth/infectioncontrol/index.html
  2. Organización Mundial de la Salud, 2019. https://www.who.int/infection-prevention/about/ipc/en/ Fecha de consulta: 16 de agosto de 2019.
  3. Summary of Infection Prevention Practices in Dental Settings: Basic Expectations for Safe Care. Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS) de los Estados Unidos, Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud, División de Salud Bucodental. 2016.
  4. “Reprocessing Medical Devices in Health Care Settings: Validation Methods and Labeling”. Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS) de los Estados Unidos. Administración de Medicamentos y Alimentos. 2015.
  5. Declaración de política de la FDI. La sostenibilidad en la odontología. 2017.
  6. Updated U.S. Public Health Service Guidelines for the Management of Occupational Exposures to HIV and Recommendations for Post Exposure Prophylaxis. 2013.
Dental Practice Committee

Share it