La salud bucodental perinatal e infantil

Adopted by the FDI General Assembly September, 2014 in New Delhi, India
Download PDF

Introducción

La caries temprana de la niñez (CTN) es una infección bacteriana y una enfermedad multifactorial sumamente común caracterizada por un marcado deterioro de los dientes en los niños menores de seis años. La caries dental es la enfermedad crónica más común en la infancia, y su prevalencia ha aumentado recientemente en los niños de entre 2 y 5 años de edad en todo el mundo, lo que hace de este grupo etario un campo de actuación prioritario para la FDI.

La salud bucodental del niño empieza in útero. La malnutrición y una mala salud bucodental de la madre durante el embarazo pueden provocar un parto prematuro o bajo peso al nacimiento, alteraciones en la formación del esmalte y una predisposición a sufrir CTN. Las bacterias que contribuyen a la CTN se transmiten fácilmente de los padres y los cuidadores a los niños y, cuando no se trata, la CTN puede provocar dolor e infección, así como dificultades para comer, hablar e incluso aprender. Dichas dificultades pueden tener efectos en el desarrollo cognitivo, la aptitud escolar y la autoestima, reduciendo la calidad de vida del niño. Los efectos de la CTN, entre ellos el elevadísimo riesgo de caries en la dentición mixta y permanente, suele persistir en la edad adulta.

Declaración

Los niños de edades comprendidas entre los 0 y los 3 años presentan retos únicos en cuanto a salud bucodental debido a su gran dependencia de los padres y cuidadores en general. La atención bucodental perinatal e infantil constituye aspectos cruciales de la intervención precoz que facilitan los cambios de conducta y favorecen una buena salud bucodental, ya que permiten prevenir y tratar con éxito las patologías orales. Los padres, las escuelas, los ministerios de salud y demás protagonistas han de desarrollar un esfuerzo concertado e integrado con miras a reducir la ingesta de azúcar en todas sus formas.

Entre las medidas preventivas eficaces de salud bucodental perinatal e infantil para prevenir la CTN figuran las siguientes:

  • Educar a los padres y a los proveedores de atención médica y odontológica sobre la importancia de la salud bucodental durante el embarazo y sobre las consideraciones en materia de seguridad que se han de contemplar durante el embarazo, como la exposición a sustancias o enfermedades que pueden llegar a provocar efectos deletéreos en la formación de la dentición fetal.
  • Educar a los proveedores de atención médica, odontológica y sanitaria en general sobre la importancia de la participación de los padres y del cambio de conducta requerido por la atención odontológica preventiva, que ha de comenzar con la erupción del primer diente o, a más tardar, al año de edad.
  • Fomentar la integración entre los proveedores de atención médica, odontológica y sanitaria para permitir que los mismos propicien esfuerzos de colaboración con las personas, las familias, las comunidades, los responsables de la formulación de políticas y los gobiernos, con miras a difundir mensajes y ofrecer servicios de salud bucodental accesibles y coherentes a las mujeres embarazadas, a los infantes y a los niños, especialmente a aquellos pertenecientes a poblaciones vulnerables, puesto que corren un mayor riesgo de sufrir desigualdades en materia de salud.
  • Apoyar la educación y colaboración interprofesional para mejorar la calidad y la accesibilidad de la atención en zonas con carencias en la provisión de servicios, tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados. Como es más probable que los infantes y los niños acudan a visitas médicas de rutina y a programas de inmunización que a consultas odontológicas preventivas, el personal médico y de enfermería entrenado interdisciplinariamente pueden estar en condiciones de efectuar una evaluación bucodental y ofrecer una orientación inicial a una edad más temprana, a través de dichas consultas de atención primaria.
  • Incorporar una evaluación individual de riesgos, una orientación preventiva y unos objetivos de autocuidado al diagnóstico y la planificación del tratamiento, en el marco de un «modelo de cuidados para la prevención de la enfermedad».
  • Implementar en todos los países sistemas de vigilancia especialmente dirigidos a la caries dental en la dentición primaria en infantes y niños en edad preescolar (entre los 0 y los 5 años).

La prevención y el manejo de la CTN pueden llevarse a cabo en un amplio espectro de centros de atención a cargo de cualquier proveedor de servicios pediátricos debidamente cualificado, como los odontólogos y los médicos. Los mismos habrán de realizar una exploración clínica que incluya una estimación del riesgo de caries, una profilaxis adecuada mediante el cepillado dental, el tratamiento con barniz de flúor y una serie de orientaciones preventivas. Habida cuenta del papel fundamental que desempeña el flúor en la prevención de la caries dental, dichas orientaciones deberían incluir instrucciones para cepillarse los dientes con dentífrico fluorado utilizando una cantidad equivalente a un grano de arroz para los niños menores de tres años y a un guisante o arveja para los niños menores de entre 3 y 6 años. Los niños deben consumir agua que contenga entre 0,4 y menos de 1,0 ppm de flúor para minimizar el riesgo de fluorosis dental, maximizando al mismo tiempo los efectos protectores. Las orientaciones preventivas también tendrían que incluir el establecimiento de un hogar médico/dental y un servicio de asesoramiento de unos objetivos de autocuidado para el progenitor/cuidador y el niño basados en la valoración del riesgo de caries. Dichos objetivos de autocuidado tienen que centrarse en el paciente y adecuarse a los factores individuales predisponentes de las enfermedades bucodentales, como las creencias y los hábitos alimenticios de la familia, la crianza con biberón, el cepillado dental con dentífrico fluorado y la importancia que se atribuye a la salud bucodental del infante.

En la medida de lo posible, los proveedores de atención médica deben estar especialmente entrenados para proporcionar cuidados odontológicos pediátricos. Las necesidades bucodentales específicas de las madres, los infantes y los niños revisten una importancia capital y es menester atenderlas debidamente. La integración de la salud bucodental en la atención primaria mediante un enfoque interprofesional y multidisciplinario es el futuro de nuestra profesión y es imprescindible para nuestro éxito. Los proveedores de atención médica y odontológica, en colaboración con los gobiernos, los servicios sanitarios y los medios de comunicación, deben desplegar todos sus esfuerzos para educar a los pacientes, padres y cuidadores sobre los principios de la salud bucodental de los niños en un modo cultural y lingüísticamente apropiado, puesto que la alfabetización en salud oral es, en última instancia, un camino hacia la equidad sanitaria.


Referencias

  1. ADA statement on early childhood caries. Available from: http://www.ada.org; 2004.
  2. US Department of Health and Human Services. Oral Health in America: Report of the Surgeon General; 2000.
  3. Dye BA et al; Trends in paediatric dental caries by poverty status in the US Int J Paedi Dent 2010; 20(2):132-43.
  4. Clothier B, Stringer M, Jeffcoat MK. Periodontal disease and pregnancy outcomes: exposure, risk and intervention. Best Pract Res Clin Obstet Gynaecol 2007; 21(3):451-66.
  5. Holt K, Barzel R. Oral health and learning: when children's oral health suffers, so does their ability to learn. Washington, DC: National Maternal and Child Oral Health Resource Center; 2013.
  6. Ramos-Gomez FJ. A model for community-based pediatric oral health: implementation of an infant oral care program. Int J Dent 2014; 2014:156821.
  7. Guideline on Caries-risk Assessment and Management for Infants, Children and Adolescents: American Academy of Pediatric Dentistry, Council on Clinical Affairs; 2013.
  8. American Dental Association Council on Scientific Affairs. Fluoride toothpaste use for young children. J Am Dent Assoc 2014; 145(2):190-1.
  9. Ramos-Gomez F NM. Into the future: pediatric CAMBRA protocols. J Calif Dent Assoc 2011; 39(10):723-33.
  10. Oral Health Literacy. Washington, DC: Roundtable on Health Literacy; Board on Population Health and Public Health Practice; Institute of Medicine; 2003.
Public Health Committee

Share it