Control de infecciones en la práctica dental

Adopted by the FDI General Assembly September, 2009 in Singapore, Singapore
Download PDF

Los datos epidemiológicos actuales indican claramente que, cuando se siguen de forma rutinaria los procedimientos recomendados para el control de infecciones, se minimiza el riesgo de que los profesionales de la odontología contraigan enfermedades al tratar a los pacientes.

Un elemento clave para el control de infecciones radica en el concepto de “precauciones estándar” como método para reducir el riesgo de transmisión de enfermedades (por ejemplo, el virus de la inmunodeficiencia humana, los virus de la hepatitis y otras enfermedades) en el contexto de la atención sanitaria. La premisa básica que respalda este concepto es el razonamiento de que todos los pacientes son potencialmente infecciosos.

‘Precauciones estándar’

La FDI World Dental Federation/Federación Dental Internacional (‘FDI’) insta a todos los profesionales de la salud bucodental a que observen las ‘precauciones estándar’ establecidas por las autoridades locales o regionales, según sea apropiado.

Medidas generales

Los miembros del equipo odontológico tienen la obligación de adoptar medidas adecuadas para protegerse a sí mismos y a los pacientes de las infecciones transmisibles por vía sanguínea; entre las medidas, cabe destacar las siguientes:

  • Prestar atención especial al manipular instrumentos cortantes y agujas; retirarlas del área de trabajo inmediatamente después de su uso. En la medida de lo posible, emplear agujas y escalpelos de seguridad, y contemplar la posibilidad de utilizar modelos más seguros de dispositivos cortantes cuando estén disponibles.
  • Seguir los protocolos aceptados y/o recomendados por las autoridades locales para limpiar, desinfectar, esterilizar y eliminar los instrumentos y equipos usados.
  • Cerciorarse de que los instrumentos estériles estén protegidos de la contaminación mediante un embalaje adecuado y que estén estériles en el momento de su utilización.
  • En los casos en que es posible, implementar sistemas de trazabilidad, seguimiento y control mediante indicadores biológicos para la esterilización.
  • Utilizar instrumentos desechables si no es posible proceder a su esterilización.
  • Adoptar los principios de la asepsia y desinfectar todas las superficies expuestas en el entorno de trabajo.
  • Adoptar los principios de la desinfección para los dispositivos, prótesis, moldes, instrumentos y demás elementos transportados desde y hacia el laboratorio de prótesis y dentro del laboratorio en sí.
  • Utilizar cubiertas desechables para proteger documentos, tubos de succión y cualquier otra área de manipulación. Cambiar las cubiertas después de cada paciente.
  • Manipular las muestras de biopsia con cuidado y colocarlas en contenedores herméticos, con etiquetas que incluyan el símbolo de riesgo biológico (biorriesgo).

Medidas específicas para el personal de la clínica

  • Lávese cuidadosamente las manos con jabón líquido de pH neutro o utilice alcohol en gel para manos antes de ponerse y después de quitarse los guantes.
  • Use guantes y barbijo apropiados.
  • Cámbiese los guantes entre paciente y paciente, y el barbijo cuando está húmedo.
  • Utilice gafas de seguridad con protecciones laterales.
  • Use una indumentaria clínica de protección adecuada.

Vacunación

La FDI exhorta a todos los profesionales de la salud bucodental que puedan estar expuestos a riesgos de infección que se vacunen apropiadamente de acuerdo a las pautas vigentes definidas por las autoridades locales y que se hagan inocular con otras vacunas en la medida en que se encuentren disponibles.

Incidentes de exposición

La FDI recomienda que los profesionales de la salud bucodental estén familiarizados con los protocolos de post exposición relativos al tratamiento de una exposición laboral a agentes patógenos transmisibles por vía sanguínea, y que los dueños de clínicas de atención bucodental instituyan normas en el lugar de trabajo destinadas a garantizar el tratamiento adecuado y eficaz de tales incidentes.

Análisis obligatorios

La FDI se opone a cualquier legislación que requiera análisis obligatorios para los profesionales de la odontología con miras a determinar su estado respecto a la presencia o ausencia de agentes patógenos sanguíneos. No obstante, dichos profesionales deben reconocer en su persona los signos y síntomas que indican la posibilidad de una enfermedad transmisible por vía sanguínea u otro tipo de infección y someterse a los análisis necesarios para el establecimiento del diagnóstico. Un profesional de la odontología al que se haya diagnosticado una infección transmisible por vía sanguínea ha de observar las indicaciones del médico en cuanto a la continuación o la interrupción de su trabajo.

Derivación para evaluación médica

La FDI ruega encarecidamente a todos los profesionales odontológicos que se mantengan alertas con respecto a la presencia en sus pacientes de signos y síntomas relacionados con enfermedades transmisibles por vía sanguínea y otras enfermedades contagiosas. A los pacientes con historias clínicas o enfermedades que sugieren una infección deberá sugerírseles que se sometan a los análisis adecuados. Dicha recomendación ha de ser proporcionada en un contexto de apoyo, con el debido respeto a la privacidad y a la sensibilidad.

Declaración del paciente y confidencialidad

La FDI cree que todos los pacientes infectados por agentes patógenos sanguíneos deben dar a conocer su estado como parte de su historia médica. Los profesionales odontológicos deben estar informados de la historia clínica completa para poder tomar las decisiones terapéuticas más apropiadas para el interés del paciente.

La FDI urge a los profesionales de la atención bucodental que apliquen un protocolo apropiado, de acuerdo a la legislación local en vigor, para el manejo confidencial de la información sobre los pacientes que presentan infecciones. Ello no debe impedir que los profesionales de la odontología compartan información relativa al estado médico del paciente con otros trabajadores sanitarios que actúan en el mismo consultorio o ámbito, si así lo autoriza la normativa local y siempre y cuando se cuente con el consentimiento del paciente.

Los pacientes deben ser informados acerca de la Política de Privacidad de la clínica.

Información pública y educación

La FDI recomienda a las asociaciones odontológicas locales o regionales que eduquen al público sobre la eficacia de las ‘precauciones estándar’ y la ausencia de un riesgo significativo de contraer enfermedades transmisibles por vía sanguínea durante los procedimientos de atención bucodental, cuando se implementan en forma rutinaria los procedimientos recomendados para el control de infecciones.

Educación profesional

La FDI recomienda que todos los profesionales de salud bucodental mantengan al día sus conocimientos y habilidades en materia de diagnóstico y tratamiento de las enfermedades infecciosas transmisibles en el entorno clínico.

La FDI recomienda el desarrollo y la actualización de programas de educación locales y nacionales para el equipo odontológico que incluyan: recomendaciones para el control de infecciones en todos los contextos de atención sanitaria; el tratamiento de las consecuencias sistémicas y bucodentales de las enfermedades transmisibles por vía sanguínea; y el papel de los profesionales médicos en el tratamiento.

La FDI recomienda a los docentes/educadores odontológicos que traten de manera integral e incorporen en los programas y en las actividades clínicas las recomendaciones actuales para controlar las infecciones dentro del ámbito de la atención sanitaria.

Acceso a la atención bucodental

La FDI juzga que es poco ético negar atención bucodental a los pacientes sólo por ser portadores de infecciones transmisibles por vía sanguínea.


Referencias

  1. Centers for Disease Control and Prevention. Guidelines for Infection Control in Dental Health-Care Settings – 2003. December 19, 2003 / 52 (RR17);1-61. www.cdc.gov/OralHealth/infectioncontrol/guidelines/ (Accessed 3 August 2009)
  2. World Health Organization. Practical Guidelines for Infection Control in Health Care Facilities. 2004. South-East Asian Regional Organisation Regional Publication No. 41. www.searo.who.int/LinkFiles/Publications_PracticalguidelinSEAROpub-41.pdf. (Accessed 3 August 2009)
Dental Practice Committee

Share it